Wednesday, November 08, 2006

Lentejas

"Y aquellos que una vez despiertos soñaron, tuvieron que encontrarse con una realidad que era demasiado familiar, cubierta y menos alegre; los dados ya habían sido lanzados(...)"

Fragmento Memorias Andarilho del norte Cap XIV Parráfo 5
En las mañanas miro y se ve tan simple. Cruzamos la calle y ya es medio día: sigo pensando en cómo puede ser tan difícil. Cae la tarde y por inercia la noche; repito un mantra, uno olvidado que me hace pensar en algo que pasa. Le puedo ganar a la rabia? puedo vencer la duda? los miedos? a mi mismo...?
Elijo el auto exilio
Me hago a un lado
Bajo la espada
Vuelvo a mirar al espejo
Una sonrisa vacía
Hay cosas que siguen su rumbo
Quiebro huevos
Creo que terminamos en...
Esta línea.

2 comments:

Rosemary, C said...

Siempre hay más de una opción; el que elige ver un sombrero y el que ve una boa que se ha tragado en elefante...

Otros soñarán de día y otros tantos no soñarán.

Kurukulla said...

Elegir, ya es un buen movimiento.
Mirarse en el espejo, también.
Bajar la espada, un acto de sabiduría.

Ese es el desafío, comprendernos con todas nuestras lágrimas y ausencias y fortalezas.

Vivir, indica que debes conocer quien te habita, la gran mayoría ni sabe a quien están conteniendo: Luz y sueños, tejidos con hebra humana.

Y no olvides,los dados son lanzados, dentro del juego, no solo una vez...puede ser tu hora de un full de Ases.

Abraços!