Thursday, December 13, 2007

Noite de novembro en la Mañana de diciembre

Eis que es un día viernes. No, es un día jueves.
Un ciclo aparentemente comienza a llegar a su fin. Así es, sería extraño que fuera de otro modo.
Por un lado la moria comienza a devenir y hace sentir que no tengo cabeza mientras me ahogo en una taza de leche. Agria.
Lo que pasa es que me encontré con esta entrada que estaba guardada como borrador y simplemente estoy escribiendo en ella. Era un prototipo que no vió la luz virtual de oriente.
Año estraño sin duda este 2007.
Jabalí muy probablemente.
Faltaron cosas como siempre.
Extrañamente que no fuese simplemente consecuente.
Pajero. Disfrutable. Con situaciones raras, rutinarias, nuevas y al final más de lo mismo.
Pero abordado de otra forma. Y es todo sobre patrones. Los patrones nos determinan, nos condicionan y rigen nuestra forma de ver la vida. Un ejercicio sería atreverse a alterar los patrones, cambiar el orden, salir de la robotomía para sentir la alienía.
Sí, probablemente el secreto sea ver al cubo como un todo.
Pero de qué cubo estamos hablando? Al final toda estructura tiene un punto más débil, sensible que al encontrarlo hace que la estructura se pierda y que todas sus parte queden esparcidas en los jardínes de la U. Será lo mismo con los patrones? Pero al mismo tiempo la satisfacción -que sólo a ti te importa y que a nadie le importa porque nadie lo sabe y aunque lo supiese no haría nada más que un cínico ohh y que sólo te haría sentirte más solo y al final enojadado no con la falsedad si no que contigo mismo por creer que al almarlo puedes encontrar el sentido que además no es dado por el tiempo, es dado simplemente por ti- es disipada por nubes que se veían lejos y que te sorprenden aunque estabas consciente de la situación y con sonido de celular incluído.
Como dije alguna vez, vuelvo a encontrar refugio en mis comics y mangas y series favoritas.
Gracias por habernos encontrado.

2 comments:

Alguna~* said...

Sabes, no sé si reirme o molestarme con tu extraña manera de autosatisfacerte, convencido de que todo va a terminar en lo mismo, y saboteando toda posibilidad de cambios para darte cuenta al final, que tenías la razón.

Por cierto, es la noria la que gira y gira y sigue en lo mismo como si quisiera recordarte que todo es cíclico y que no hay escapatoria y que de verdad la vida es una muerte que viene, como dijo borges, la noria gira y tu vida evoluciona o quizás, en el peor de los casos, involuciona. Creo que el juez de todo esto debería ser uno mismo aunque somos tan parciales que difícilmente podamos hacer un juicio adecuado y a la vez conciliador.

Lo creas o no, después de todos mis descargos cobardes me sigue gustando pasar por acá. A pesar de no estar de acuerdo contigo =P.

Saludos;
Carolina.-

Anonymous said...

realmente era "moria", un estado de desinhibición el cual la persona tiene un sentido del humor que fácilmente cae en lo vulgar y obsceno...
y noria es una nueva palabra para mi diccionario ^^